Acoso Escolar, “Bullying”

Acoso Escolar

“Bullying”

 

En estos tiempos el acoso escolar se ha convertido en una crisis para los estudiantes de edad escolar. Se está ahora extendiendo a niños de primaria tan pequeños que ni los mismos niños saben el nivel de peligro que ellos están viviendo. Es una situación en que los padres de familia necesitan estar pendientes de hacer preguntas, de estar en comunicación con los maestros de las escuelas  y de educar a sus hijas acerca de que se puede hacer para prevenir que la situación legue a mayores situaciones. Como padres de familia fíjense en sus hijos y como se están comportando. Si sus hijos están con miedo de ser hechos menos, ser acosados por otros chicos, que les están pegando y humillando. Es muy importante que den aviso a sus maestros, en este caso no solo verbalmente. También escriban una carta al director de la escuela. Asistan a las conferencias con los maestros y desarrollen un plan para mejorar la situación. Si en algún momento caen en oídos sordos recurran a las autoridades si sus hijos regresan con golpes, moretones y lesiones de cualquier tipo. Hay que tener pruebas al momento de recurrir al sistema legal.

En ciertas escuelas los padres de familia llegan a comentar que no se hace nada. Si llegan a ver que no hacen nada, escriban una carta al director del distrito escolar y al departamento de educación. Se necesita tener prueba de que se están esforzando para comunicar que hay serios problemas en la escuela donde asisten sus hijos. Si ven que ya hay varios reportes de acoso y lesiones a un alumno tienen que hacer una investigación por ley. Las escuelas tienen reglamentos que seguir en cuanto a la seguridad de los alumnos. Las escuelas tienen que reportar los casos de acoso que se estén llevando a cabo. No debemos permitir que la situación llegue ser crítica y sus hijos se escapen de ir a clase, se reporten enfermos para evadir la situación o lleguen a contemplar el suicidio. Todas estas situaciones ameritan atención y cuidados profesionales para el bienestar de sus hijos. No vacilen en llevarlos al pediatra o con un consejero profesional que los pueda asesorar y tratar. Muchos niños y chicos de secundaria sufren de depresión como resultado de los maltratos de sus compañeros de escuela. Tomemos manos en el asunto y no permitamos que el silencio nos robe a nuestros hijos por falta de comunicación.

Si todos nos ayudamos los unos a los otros podemos lograr un mejor ambiente escolar.

Hay que hablar mucho con los hijos para darnos cuenta que les está sucediendo en su día escolar. Educándolos a reportar ayuda ya que pueden recurrir con ustedes, con los maestros o con las personas que cuidan de ellos. Los niños a su vez también pueden ayudar a sus compañeros de escuela reportando lo que ellos saben si ellos ven que alguien corre algún peligro. En casos serios es necesario recurrir al sistema legal, reportando con la policía, pidiendo una audiencia para presentar el caso ante un juez y si es necesario sacar una orden de protección cuando sea necesario. Lo que importa es el bienestar de sus hijos en sus días escolares y prevenir que caigan victimas a los crímenes que ahora estamos viendo de acoso entre alumnos, acoso sexual entre alumnos y evitar embarazos innecesarios. También ver lo de las redes sociales y los mensajes de texto que cada día se están utilizando para hacerse daño.

Sin duda, la crianza se ha convertido más difícil pero tomando medidas de prevención y los pasos apropiados podemos ayudar a los hijos de diferentes maneras siempre y cuando estemos dispuestos a escucharlos sin juzgarlos o suponer las cosas. Hay que tomar los datos y averiguar de qué se trata. De allí podemos lograr cambios positivos

Consciencia/Prevención En Contra Del Maltrato Al Niño